Lyon y Vienne, donde aún vive el arte romano  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/https://plusultra.com/

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Lyon y Vienne, donde aún vive el arte romano

Rhônes-Alpes es la mejor región gastronómica de Francia

Basílica de Notre-Dame de Fourvière

Interior de la Basílica

Anfiteatro de Lyon

Mediante un pequeño funicular se accede desde el barrio antiguo de Lyon hasta la Basílica de Notre-Dame de Fourvière. Ésta fue construida debido a una promesa que se hizo en 1870, cuando se discernía una guerra entre Prusia, que era una parte de Alemania, y Francia. Los habitantes de Lyon tenían mucho miedo de los prusianos. Un día, las mujeres de esta ciudad decidieron subir a la colina en la que está situada la Basílica, donde en aquél entonces había en este lugar una capilla, y entraron dentro haciendo la promesa de levantar un lugar religioso. Los prusianos nunca vinieron a esta parte de Lyon. Dos años después, en 1872 empezaron su construcción. Hoy, ésta, pertenece a una fundación que trata de reunir el dinero suficiente para mantenerla y restaurarla.

No es una parroquia más de las muchas con las que cuenta la capital de la región de Rhòne-Alpes, ya que no se ofician habitualmente Misas, ni se llevan a cabo actos funerarios de ningún tipo; es tan sólo un santuario. Las únicas Misas que se celebran son las de los sábados y domingos. Es, también un centro religioso de peregrinación. Su construcción se debe al arquitecto Pierre Bossan, que no era muy conocido en aquéllos momentos. Éste, pasó mucho tiempo en Sicilia donde descubrió las iglesias bizantinas. A su regreso a Lyon empezó la construcción de la Basílica de Fourvière con las influencias arquitectónicas de la zona italiana. De ahí viene que en su interior esté tan ilustrado de mosaicos, ya que en Sicilia se enamoró de una gran cantidad de ellos. Hasta la cúpula está dotada de un maravilloso y espectacular ramillete de mosaicos. Incluso los muros permanecen recubiertos de este material. Tres mosaicos hablan de la epopeya de la Virgen en Francia. Otros hacen lo mismo con la epopeya de la Virgen por todo el mundo. Un tercer mosaico permite ver la colina de Fourvière y una parte del templo de los romanos. También una construcción obalada que es el anfiteatro, lugar donde los primeros cristianos fueron martirizados.

Restaurante Bouchon Lyonnais

Ayuntamiento de Vienne

La colina es una mágica ventana por la que se divisa la urbe de Lyon y sus más de 300 edificios emblemáticos de la ciudad del Ródano. Se observa a vista de pájaro la Plaza de Bellecour; la estatua de Luis XIV; la cúpula negra de la nueva Ópera de Lyon; el Ayuntamiento Central, que data de los siglos XVI, XVII y XVIII; la otra colina de Lyon, conocida como la de los Tejedores de Seda; y la parte moderna, con la Torre del Lápiz, llamada así por su forma de lapicero (es uno de los puntos referenciales de la ciudad), en la que está localizada la zona de negocios. A lo lejos, preside el valle la cadena de los Alpes. Cuando el tiempo es muy claro se deja ver el Montblanc, lo que les indica a los habitantes del departamento que a continuación va llover.

LOS VESTIGIOS ROMANOS

Los vestigios de la ciudad romana fueron descubiertos en la colina de Fourvière. Un jardín arqueológico se extiende sobre la mayor parte de la zona. A partir del siglo XVI y sobre todo durante le siglo XVII, la instalación de congregaciones religiosas en la colina y en las cuestas, convirtieron a Fourvière en “la colina que reza”. El barrio conserva todavía actualmente la marca de la influencia religiosa.

El Museo de la Civilización Galorromana cuyo edificio está casi integrado al jardín arqueológico junto con los teatros de la Antigüedad, posee diversas colecciones de estelas, estatuas, bronces y mosaicos del periodo Galorromano.

El yacimiento arqueológico está formado por un teatro, considerado como el más antiguo de Galia, y un Odeón, ambos Galorromanos.

LA CASA DE LA TORRE ROSA

Esta casa fue proyectada a principios del siglo XVI. Se caracteriza por ostentar una torre muy alta que tenía tres funciones. La primera, es una escalera de caracol. La segunda, servir como atalaya. Y la tercera, ser considerada como una torre de prestigio, debido a que el antiguo dueño de la casa era el Recaudador de los Impuestos. Se ubica en la calle del Buey, muy cerca de la Catedral, en el casco viejo de Lyon, de estilo renacentista, considerado el más importante de toda Francia. El barrio está clasificado dentro de la Ley André Lacombe y Margo Lion, de 1974. Fruto de ésta, se empezaron, más tarde, a restaurar en toda la ciudad más de 300 casas históricas.

Templo romano de Vienne

Ciudad de Vienne

LOS RESTAURANTES “BOUCHON LYONNAIS”

Los restaurantes “Bouchon Lyonnais” es un concepto diferente de cocina en Lyon. Su nombre viene de un verbo francés que significa “cepillar los caballos”. En épocas anteriores, cuando cepillaban los caballos, los jinetes podían descansar, beber, comer…Hoy la primera parte del verbo que es “bouchon” se asocia a una restauración muy famosa, en la que se come embutidos y bocados muy apreciados en Lyon, entre ellos, carnes, especialmente, de cerdo. Todos los platos, siempre regados con vino de beaujolais servido en pequeñas jarras. Uno de los detalles que caracterizan a los verdaderos “Bouchon Lyonnais”, que no lo son todos, tan sólo están considerados como tales unos 20, es que los manteles tienen como denominador común los colores rojo y blanco con dibujos pequeños cuadrados. La marioneta que lucen algunos de ellos en los escaparates, es lo que les clasifica como tales. Sí ofrecen en su carta de especialidades el “cus-cus” es un signo inequívoco de que no es una “boucherie”.

EL MERCADO DE LES HALLES DE PAUL BOCUSSE

Lyon tiene, por encima de todo, a un ciudadano ilustre que ha dado fama a nivel mundial a la restauración no sólo de la región del Ródano sino a toda Francia, Paul Bocusse. Lyon, en un sincero emotivo agradecimiento al chef, le dedicó uno de los iconos más emblemáticos dentro de los mercados lyonenses, Les Halles Paul Bocusse.

Este mercado es un conjunto de boutiques delicatessen con las mejores materias primas que produce la región. Los más afamados restauradores de toda la región acuden a este lugar para adquirir los más selectos pescados, carnes, caza, setas, quesos, verduras, frutas…Todo ello en una zona considerada la mejor en gastronomía de todo el país francés. Paul Bocusse es, a pesar de estar jubilado, uno de los personajes ilustres que vienen a encontrarse con los comerciantes de Les Halles.

En Lyon se reunen casi 2.000 restaurantes, de los cuáles 19 con estrellas Michelin. La gran mayoría son clientes habituales del mercado. Es para los chefs todo un placer comprar los quesos, las setas, las carnes y los embutidos que produce la región del Rhône-Alpes.

Un panorámico escaparate expuesto en el mercado cubierto es el reflejo de la importancia que tiene el sistema productivo de sus agricultores, ganaderos, artesanos, queseros y carniceros, entre otros, artesanos e industriales. Todo ello, sin despreciar materias primas de otras procedencias nacionales e internacionales, como es el jamón de bellota español.

Visualizando el mercado de Les Halles Paul Bucusse se descubre el porqué Lyon es la capital de la gastronomía francesa.

VIENNE

La ciudad de Vienne, perteneciente al departamento de Isère, en la misma región de Rhône-Alpes, se llamaba antes Vigenna. Significaba en el idioma celta los muelles inundables, ya que el río Ródano no estaba como ahora; era muy salvaje, desbordándose en muchas ocasiones a su paso por la ciudad. El pequeño pueblo de los celtas, que a pesar de no se dispone de mucha información sobre el tema, si se sabe que les gustaba guerrear. El año 121 a.C., los romanos pretendieron invadir a Francia. Hecho que lograron en el sur, donde estaba otra tribu, la Salyen. Ésta pidió ayuda a la tribu de Vienne, y lucharon juntos contra los romanos. Más tarde, el Imperio de Roma se estableció a las orillas del Ródano. Desde el cuartel general instalado en Vienne, lanzaron cruzadas para conquistar el resto de las regiones francesas.

Poco a poco, Vigenna cambió de nombre ya que pretendían rimar con otro más romano. La zona fue amurallada, para protegerse de los invasores. La muralla tenía la singularidad por la que no se encerraba una parte de la ciudad y por el contrario sí resguardaba a una zona que no estaba habitada. Aunque, según apuntan los estudiosos, no era para protegerse, sino para ostentar el rango de Honorífica, ya que en este periodo para levantar una muralla había que pedir el correspondiente permiso al Emperador. Venía a ser todo un honor el contar con una muralla.

Vienne se enriqueció gracias al Ródano, ya que justo en este punto habían vendedores y comerciantes. Cuando la gente llegaba exclamaba al ver la muralla, ¡oh, que ciudad más rica! Los alrededores de Vienne la arropan con cinco colinas.

EL JARDÍN DE SIBILA

La diosa Sibila dio nombre a un bello jardín. Desde la época de la Revolución Francesa, algunos ciudadanos empezaron a buscar restos entre las ruinas de la zona y encontraron una estatua que creyeron que era la diosa Sibela. De ahí viene su nombre, el Jardín de Sibila.
Los arqueólogos del siglo XXI saben cosas mucho más ciertas. Nada tiene que ver con Sibila. Lo desmienten rotundamente. Una pared impresionante que se sitúa al lado del jardín formaba parte de un edificio público sin techo de la época de los romanos. Venía a ser una sala de reuniones. Dos arcos adyacentes a la pared daban paso al Forum y al Teatro. En el Forum se encontraba una Basilica y el Teatro que era el segundo más grande de Gala. Tenía una capacidad para 11.000 personas. En la actualidad es de 8.000 en forma semi-circular.

En el teatro, desde hace unos 20 años, se celebra un prestigioso festival de jazz, uno de los más importantes de Europa. Entre otros ha pasado por aquí el trompetista Miller. Cruzando el río está el Museo de la Civilización Galoromana, dotado de un conjunto de piezas y esculturas de gran valor de la época del dominio de los romanos en la zona francesa del Rhône-Alpes.

El Ayuntamiento era antes una casa privada. Fue adquirida por la Administración antes de la Revolución Francesa, a principios del siglo XVIII. En el XIX le añadieron las partes laterales que se pueden ver ahora. En los accesos al Ayuntamiento había plantado un árbol que simbolizaba las libertades. En la fachada del edificio está enclavado el escudo de la ciudad con ilustraciones alegóricas a los romanos.

El Templo romano es una de las joyas turísticas-arquitectónicas que presume de tener la ciudad de Vienne. Está dedicado a Augustus y a su segunda esposa, Livia. Es considerado un tesoro arquitectónico, ya que en toda Francia tan sólo existen dos templos con este buen estado de conservación; la Casa Cuadrada de Nimes y está.

Muchos se preguntan ¿Por qué tan sólo hay dos? La respuesta se apoya en la historia de que este templo fue construido en el I siglo d. C. Al final del Imperio Romano, la religión que llegó era la Cristiana. Los primeros devotos de Vienne creían en Dios. Decidieron transformarlo en una iglesia. Cuando la Revolución, sus inspiradores transformaron la iglesia en un tribunal y una cárcel. Después de ésta, al final del siglo XVIII y principios del XIX, se transformó, una parte, en museo y otra en biblioteca. Esta funcionalidad permaneció hasta mitad del siglo XIX cuando fue clasificado como Monumento Histórico Francés.

En la edad Media, en Vienne el poder lo tenía el obispo y el Colegio de Canónigos. Impartían justicia y eran propietarios de muchas tierras en las cercanías y su riqueza era manifiesta. Una parte del gran poder del clero se descubre en su Catedral de San Mauricio.

La construcción cabe calificarla como de un poco compleja. Desde los primeros tiempos cristianos hubo una comunidad religiosa en Vienne. En el siglo XII la empezaron a levantar. Después vinieron varias etapas más hasta su finalización. No obstante el estilo que más predomina es el gótico del siglo XIV, aunque cuenta con algunos destellos de románico. El coro fue lo primero que se empezó acabando por la fachada.

Más información:
Lyon Tourisme & Congrès
Place Bellecour
69214 Lyon Cedex 02
http://www.lyon-france.com

Oficina de Turismo de Vienne
Vienne
http://www.vienne-tourisme.com

Enric Ribera Gabandé
E.mail: riberaenric@telefonica.net
www.gourmetvinos.com
www.lacuinadecatalunya.cat
Fotos: Pilar Rius




https://experience.catalunya.com/
http://dosomontano.com/filosofia/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad