Nueva York sumará un nuevo y singular atractivo: el Museo del Gángster Americano  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/https://plusultra.com/

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Nueva York sumará un nuevo y singular atractivo: el Museo del Gángster Americano

En el sótano del edificio, donde los antiguos gángsters bebían whisky en épocas de la Ley Seca y contaban su dinero sucio, se descubrió un túnel que comunica con la Primera Avenida

Un nuevo y particular museo ha abierto sus puertas en la gran ciudad de Nueva York: como si atractivos y actividades para hacer la faltaran a la Gran Manzana, suma otro más, el Museo del Gángster Americano.

Puntualmente, este nuevo sitio al que se puede llegar incluso a través de vuelos Nueva Orleans, recoge material de las décadas más intensas en cuanto a ilegalidad y mafia: se ubica en el edificio que albergó el Teatro 80, y que antaño, allá por los 20 y 30 del siglo pasado, fue también un bar clandestino, regentado por la mafia.

Uno de los directores de este nuevo establecimiento se llama Lorcan Otway, es fotoperiodista, y estuvo hablando sobre este proyecto y sobre la cantidad de sorpresas que se han encontrado en este edificio particular, así como algunos misterios que conserva aún sin resolver.

Por caso, en el sótano del edificio, donde los antiguos gángsters bebían whisky en épocas de la Ley Seca y contaban su dinero sucio, se descubrió una habitación secreta y un túnel que comunica con la Primera Avenida. Pero aún hay más: se hallaron restos óseos humanos que aún están pendientes de datación y unos dos millones de dólares en billetes fuera de curso.

El museo conserva un auténtico “Speakeasy”, es decir, un bar ilegal de los días en que la Ley Seca regía en los Estados Unidos, el cual se ha restaurado y se presenta al público tal como era entonces.

Aunque la intención del Gobierno de aquellos años era librar al país del “demonio” del alcohol, el resultado fue desastroso, y en “apenas dos o tres años después de prohibirse la venta de alcohol funcionaban ya más de 30.000 bares ilegales, sólo en Nueva York”, comentó Otway.

Otros elementos que se pueden observar en este particular museo son mecheros y retortas de destilación, revólveres de la época y otras armas. Además, habrá material gráfico original como recortes de diarios que informaban sobre matanzas históricas u otros hechos policíacos relacionados con acontecimientos de la mafia.

Fotografías de gángsters históricos, reproducciones de los barcos que introducían las mercancías en las costas, botellas rotas de aquellas décadas, y otros objetos similares también pueden observarse en los escaparates de este nuevo atractivo de Nueva York que recrea el submundo de la ilegalidad y la oscuridad pasado en esta gran urbe norteamericana.

Finalmente, otra anécdota con respecto al edificio que alberga el nuevo museo que también ha quedado para la historia es que antes de bar este espacio sirvió de una serie de pequeños apartamentos en donde se dice se habría alojado Leon Trotsky, momentos antes de partir a Rusia para crear el Ejército Rojo.

Fuente: Elmundo.es




https://experience.catalunya.com/
http://dosomontano.com/filosofia/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad