Polonia, crisol de culturas y patromino  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/https://plusultra.com/

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Polonia, crisol de culturas y patromino

Cracovia, Auschwitz, Wadowice, Kalwaria Zebrzydowska y la mina de sal de Wieliczka, símbolos turísticos de la región polonesa

Wawel

Wadowice

Auschwitz I

Cracovia, capital de la Polonia Menor, y capital de los estudiantes del país, con más de 120.000 universitarios, era uno de los lugares de Europa junto a Hungría donde había más judíos antes de la Segunda Guerra Mundial. Durante ésta, y después de la aniquilación de más de un millón de personas por parte de las SS de Hitler, quedó limpia de ciudadanos hebreos. En el siglo XXI, y cuando ya forma parte de la moderna UE desde el pasado año 2004, Cracovia y todo el país, están proyectados a constituirse en una sociedad avanzada, socialmente abierta y democrática.

La que fue capital del país hasta principios del siglo XVII, Cracovia es Patrimonio Cultural de la Humanidad, según la UNESCO. El trompetista situado en la torre de la iglesia de la Virgen María es el símbolo turístico más fotografiado de ésta. Cada hora del día toca cuatro veces, en dirección a los cuatro puntos cardinales. La torre tiene 81 metros de altura y es de estilo gótico. Las cuevas de Wawel son otro de los símbolos de la ciudad. En éstas, dicen las leyendas que existían dragones. Uno de ellos era el de Wawel, de aquí viene el nombre de del pequeño altiplano. Cuentan, los lugareños, una leyenda que dice que en las catacumbas de la zona, tradicionalmente el 24 de diciembre, se reunían todos los reyes para discutir sobre el futuro de Polonia.

Cracovia es una provincia muy cristiana, con un gran fervor popular. Prueba de esto es que tiene censadas más de 130 iglesias. La más antigua es la de san Andrés. Pasear por estas calles es todo un arte y todo un placer. Los ojos van ofreciendo sensaciones culturales e históricas a los turistas. Sentados en los carros tirados por corpulentos caballos, los turistas tienen la oportunidad de disfrutar de las bellezas que van desfilando una detrás de otra en una de las ciudades más bonitas y acogedoras de Europa. De esta manera, el visitante goza de la casa donde vivían los Canónigos; la casa donde vivía Juan Pablo II cuando era obispo de Cracovia; el barrio judío (punto donde se filmó en el año 1993 una parte importante de la película la “Lista de Schindler”); el seminario; la catedral de Wawel donde está enterrado san Estanislao, patrón de Cracovia y del país; el río Vistula; la sinagoga de los judíos askenazi Tempel; la sinagoga Alta; la casa natal de Elena Rubinstein; la plaza del Mercado, un de las plazas medievales más grandes de Europa; y el Palacio de los Obispos.

Plaza medieval de Cracovia

La Casa natal de Juan Pablo II

AUSCHWITZ, UNA VISITA HISTÓRICA

Auschwitz I y Auschwitz Birkenau descubren las atrocidades cometidas durante la Segunda Guerra Mundial por parte de los alemanes. Los campos de Exterminio, de Concentración y de Trabajos Forzados son ahora Patrimonio Cultural de la UNESCO, que se visita acompañados de guías turísticos.

Las imágenes fotográficas, los hornos crematorios de Auschwitz I, el paredón, las alambradas eléctricas de alta tensión, las cámaras de Cklon B (veneno que los alemanes llevaban desde su país en camiones donde lucia en su exterior el símbolo de la Cruz Roja, para aniquilar a lo largo de 3 a años más de 1.150.000 judíos), los barracones, la horca, las vías del tren que terminaba su trayecto en el interior de Auschwitz Birkenau (estación final en la vida de muchas personas inocentes), y la casa del primer comandante Rudolf Höess donde vivía durante el Holocausto con su mujer y los 5 hijos y también donde murió en la horca de Auschwitz Birkenau en el año 1947 después del sumarísimo y posterior condena a muerte, son impactantes. Es una visita histórica, documental y turística.

WADOWICE, LA CIUDAD DEL PAPA JUAN PABLO II

A cuarenta minutos en coche desde Auschwitz se encuentra la ciudad de Wadowice, lugar donde nació Karola Wojtyly, el Papa Juan Pablo II, en el año 1920. Su casa, ahora, es un humilde museo, en el que se muestran diferentes pertenencias de cuando vivía en ésta y en donde permaneció hasta los 18 años de edad. Posteriormente se marchó hacia Cracovia a estudiar letras en la Universidad de Jagillona, hasta inicio de la Segunda Guerra Mundial.

En la casa-museo de Wadowice, que siempre acoge un clamor de gente y devotos que quieren ver de cerca los símbolos de su infancia, hacen largas colas de espera. En su interior se exhiben fotografías de cuando tenía días de vida, fotos de su efímera estancia en el servicio militar, esquís (ya que fue un gran amante de la práctica del esquí cuando era joven), las casullas de capellán, de obispo y cardenal que lució, monedas conmemorativas, y libros que escribió, entre otras muchas más pertenencias de todo tipo que se recogen.

Pegada a la casa natal de Juan Pablo II está la iglesia del pueblo en la que fue bautizado. La plaza mayor es una maravilla, con un colorido de fachadas impresionante. Es, sin ninguna clase de dudas, una de las villas más bonitas de toda Polonia.

Emprendiendo camino con destino Cracovia, por la ruta nos encontramos con Kalwaria Zebrzydowska, una de las visitas que se hacen obligatorias de realizar en esta parte de la Polonia Menor. Se trata de 42 estructuras arquitectónicas que están situadas en un altiplano de gran extensión de terreno. Son iglesias, capillas, sepulcros, y el monasterio principal, que es de estilo barroco, a pesar de que fue fundado poco tiempo antes de esta época.

Mina de sal de Wieliczka

Cracovia

LA MINA DE SAL DE WIELICZKA

Esta mina, que hoy es un museo majestuoso, comenzó la producción de sal en el siglo XIII, y terminó su actividad en el año 1994. Durante este periodo se extrajo una cantidad aproximada de 220-270 millones de toneladas de sal comestible, y para otras finalidades. La profundidad que los turistas descienden es la de 135 metros. La máxima fue de 325 metros, repartidos en 9 niveles. En el interior hay corrientes de agua subterránea. La sal, que aún ahora hay en grandes cantidades está mezclada con yeso y arcilla.

La visita a las entrañas, de una duración media de dos horas, da la oportunidad de gozar de todo un mundo en esculturas hechas con sal. La inmensidad de la mina, que tiene un recorrido total de 300 kilómetros (tan sólo se visitan unos dos kilómetros), se conjuga con 4 capillas (hubo unas 40. La más antigua es una del siglo XVII), y un sanatorio para jóvenes, ya que en el interior de la mina el aire es muy bueno, está purificado por el efecto de la sal, debido a que ésta mata las bacterias. El tratamiento para éstos dura dos semanas, con una estancia media de 6 horas diarias.

Con la sal, que era conocido siglos atrás como el oro blanco, diseñaron la capilla de santa Cruz, y la de santa Kinga. La última, tiene una capacidad de 54 metros de longitud, 18 de ancho i 12 de alto. Las lámparas están decoradas con figuras de sal.

Cada domingo se ofician Misas en la singular mina, que es Patrimonio de la UNESCO desde el año 1978. Por las arterias hay un lago de agua con una gran cantidad de sal, un 32%, cuando la media del mar es de un 3% o un 3,5%. También se encuentra, una sala de conciertos musicales, que ahora la están convirtiendo en un salón de congresos. Contará con cocina, baños y todo tipo de equipamientos necesarios para las celebraciones de todo tipo de estos actos sociales, de empresa y familiares. En la sala se organizan banquetes, y mini-conciertos con la orquesta minera.

Desde la cámara de Stanistow Stqszic (interior de la mina, situado a 135 metros de profundidad) se levantó en el año 1999 un globo aerostático hasta una altura de 2,5 metros, siendo inscrito por este hecho en el libro Guinnes de Records, y también se llevó a cabo el primer lanzamiento desde la altura al vacío.

Entre los visitantes ilustres que han disfrutado de la mina a lo largo de la historia de Wieliczka está el poeta alemán Goethe; el compositor polaco Chopen; la astrólogo Nicolás Copérnico; el político español Javier Solana; el príncipe Eduardo de Inglaterra; y el Papa Juan Pablo II (cuando era cardenal).

Una de las curiosidades más relevantes es que en la profundidad de la mina, hay un campo de fútbol sala, donde se ha disputado la Copa de fútbol sala de policías de diferentes países del mundo.

Oficina de Turismo de Polonia
Directora: Agata Witoslawska
C/. Princesa, 3 – Dpdo.
Local 1310
28008 Madrid

Tel.: 00 34 915 414 808 / 333
Fax: 00 34 915 413 423
E.mail: info.es@polonia.travel
www.polonia.travel

Enric Ribera Gabandé

E.mail: riberaenric@telefonica.net
www.rutasviajeras.com
www.gourmetvinos.com
www.lacuinadecatalunya.cat

Facebook Gourmetvinos
Facebook Rutas Viajeras
www.turismo20.com/enricriberagabande
www.twitter.com/enricriberagabande




https://experience.catalunya.com/
http://dosomontano.com/filosofia/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad