Borneo, un encuentro con la primitiva cultura de las tribus de índios Iban  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/http://www.laciteduvin.com/en

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Borneo, un encuentro con la primitiva cultura de las tribus de índios Iban

Kuching, el Cultural Village Sarawak, el Sarawak Forestry, la colonia indigena Iban de Serubah Longlouse, la tribu de Bidayuh, Miri y el Parque de Mulu, principales puntos turísticos

Royal Mulu Resort

Índio de la tribu Sarubah Langhouse

Río de Kuching

Malaysia celebra este año 2007 el 50 Aniversario de la nacionalidad del país, después de conseguir la independencia de los ingleses en el año 1957. Por lo tanto, todo está de fiesta y en torno a esta efemerides se ha organizado a lo largo de los 12 meses importantes actos y festivales en tal honor. Malaysia merece, más ahora que nunca, una visita turística o cultural para descubrir las innumerables bellezas que brinda a sus huéspedes.

Kuala Lumpur es la capital, primera parada obligada en la ciudad de los mayores rascacielos del mundo, con las dos torres más altas del mundo (aunque por poco tiempo ya que se está terminando de construir la de Shangai que superará su altitud).

Estas dos gemelas fueron levantadas por la mayor petrolera del país, Petronas, y en las galerías interiores del edificio se encuentra el centro comercial Suria, con una impresionante ostentación de firmas de máximo prestigio en el mundo de la moda, como son Giorgio Armani, Dior, Hugo Goss, Cartier, Louis Vuitton y Rolex.

Las majestuosas y plateadas torres de Petronas presiden el centro neurálgico de Kuala Lumpur abrigando a otras que lucen en su punto más visible el emblema de PNB, Bank of China, y hoteles de la simbología hotelera nipona de Nikko, un hotel rascacielos con 30 pisos que se levanta camino del cielo, on todo el riguroso lujo asociado a un 5 estrellas y considerado, al mismo tiempo, un lujo de gran altura.

Borneo, un destino para descubrir
Un vuelo con Malaysia Airlines de una duración inferior a dos horas, planta a los viajeros hasta la capital malaya de la isla de Borneo, Kuching. El calor humedo de la zona, cercano al 90%, empapa al turista de una acogida muy personal en climatología y en recibimiento.

La isla está poblada por las tribus indígenas de los Iban, los Bidayuh y los Melanau, que continuan viviendo de una manera natural en las junglas, menteniendo su estilo de vida propio, inalterablemente.

El Cultural Village Sarawak, en manos de una organización de países europeos y australianos, entre otros, es un escaparate fiel y representativo de la vida cotidiana de los índios en Borneo.

En la zona de acceso al Village, varias estelas de madera simbolizan diferentes tribus de indígenas del mundo, desde Corea, hasta Suráfrica, pasando por Chile, y Borneo. A través de un paseo por este punto, se descubre como vivían y como lo continúan haciendo los índios de la región malaya de Sarawak. Se alternan, las casas de índios, los oficios que ejercen, como realizan la caza y la pesca con las selvatanas, como elaboran la artesanía y como tienen configuradas sus viviendas en medio de la jungla. También, representaciones de sus danzas y de sus ritos espirituales, donde en medio de la sala principal de la casa colgaban en el techo la cabeza de sus enemigos a la lumbre indirecta del fuego que hacían en el interior del barracón de madera, con el fin de que los malos espiritus se fueran del lugar.

Actualmente, el 80% de los ciudadanos de Sarawak viven en las zonas rurales con estas casas y condiciones sociales. En el interior de éstas se comprueba como las personas de las diferentes tribus hacen la molienda de arroz o con que se preparan las tortitas de harina de arroz y azúcar moreno: un manjar muy apreciado por éstos. También, representan la danza de bienvenida con sus ritos folclóricos.

Las tribus del Iban significan, en la región, el 30% del total de tribus que aún viven casi de una forma primitiva. Pescan con selvatana en los ríos y lagos, y en la selva cazan macacos, gatos salvajes y reptiles. El esquema principal de su alimentación es las frutas y hojas. De todas las casas que se sitúan en este lugar, la de la tribu Rumah Orang-ulu es la más artesana, hecha con madera de la selva.

El Cultural Village Sarawak pone en escena dos veces al día un espectáculo de música y danza de las tribus de la región malaya.
El mercado de Kuching es un explosión de colores, olores, sabores y luminosidad que dan las diferentes especies de frutas exóticas, verduras autóctonas, y productos alimenticios que sus ciudadanos adquieren para su dispensa. Los nativos están muy orgullosos de su rica, variada y exquisita cocina.

A un tiro de piedra de la capital de Borneo, en Semeggoh, se localiza el Sarawak Forestry, una reserva de orangutanes, donde en este centro se llevan a cabo reproducciones de la especie, para posteriormente mandarlos a la selva. Actualmente vivien en Sarawak Forestry 23 orangutanes, y en todo el conjunto de las reservas de Sarawak unos 2.300, repartidos entre orangutanes, chimpances, gorilas y apis.

De camino, desde el centro de orangutanes hasta el embarcadero de Sibeliau, próximo destino del viaje del turista que desee convivir con una tribu de índios, surgen los niños y niñas indonesios que, dada la proximidad de este punto con el vecino país, se dedican al trueque comercial de un país al otro de productos alimenticios a través de los caminos de mantaña, con cestas que cubren la espalda y que sujetan con una cinta sobre la cabeza del jóven.

Una vez situados en Sibeliau, una pequeña y artesana canoa construída con madera de los árboles de la jungla por los lugareños, nos situa, después de una travesía de 30 minutos por el río Lemanak, en la colonia indigena Iban de Serubah Longlouse, compuesta por 24 familias y 120 miembros.

Sus residentes viven en plena jungla con los ancestrales ritos y costumbres de los índios, regidos por sus propias leyes y donde elígen a perpetuidad a su gran jefe. El actual tiene 80 años de edad. La única manera de llegar a este lugar es a través de las bravas aguas que corren por el río Lemanak.

Los Iban de Serubah Longlouse son autosuficientes. Comen frutas, hojas y plantas de la jungla, y pescan y cazan con las flechas lanzadas desde una selvatana. Disfrutan de mucha salud y las únicas enfermedades que contraen son las que vienen origadas por el consumo de algunas variedades de vegetación.

Cuentan con una comadrona para asistir a las mujeres parturientas, y un médico espiritual que cura con productos naturales que tiene a su abasto. La comunidad, también, elabora trabajos de artesanía, entre ellas, máscaras, selvatanas, esculturas, sombreros y estoras.

Bidayuh, tribu más cercana a la civilización

La tribu de Bidayuh, situada en Candrayak, a una hora en coche de Kuching, está más cercana a la civilización aunque mantiene intactas algunas costumbres tradicionales. La componen unas 100 familias con una media por unidad de 5 hijos. Algunos de ellos ya trabajan en la capital de Kuching.

En Bidayuh hacen las labores de extracción del caucho, cultivan la pimienta y crían gallinas y patos para el consumo propio, entre otros animales comestibles.

La Administración del país, para preservar su cultura e historia, ha dictado unas leyes de apoyo y protección a las tribus de Borneo, con el fin de que no llegen a desaparecer, y por lo tanto que puedan disfrutar de un mejor hábitat de vida.

Miri, el petróleo emana desde el mar
A una hora de vuelo de Kuching está Miri, capital del petróleo de Borneo. Es, al mismo tiempo, una ciudad de cultural. Están recogidas más de 30 razas. Cada una tiene su barrio y jardín. City Jan es el parque de la ciudad y está configurado en forma de abaníco.

Decoran la ciudad diferentes jardines con murales alegóricos a sus gentes, a sus tribus, a su vida cotidiana y a sus danzas. El tramo final de su río fue derivado al mar por otro cauce con el objetivo de construír sobre éste una parte de su actual ciudad.

Miri es la segunda capital de Sarawak. Está dividida en 10 sectores. En la colina de Telaga Minyak fue donde extrajeron por primera el petróleo en 1910 y se cerró en 1972, habiendo emanado unos 660.000 barriles de crudo. En la misma colina se encuentra el Muzum Petroleum (Museo del Petróleo). Sus ciudadanos cuando lo descubrieron, al ver que ardía, lo emplearon para cocinar y para iluminar los barcos.

En Miri, según los expertos en la materia, hay petróleo para unos 50 años. La compañía holandesa Shell y la nacional Petronas tiene situadas en el mar unas 600 plataformas petroleras. Exportan crudo a Asia y a Europa. Resulta espectacular el realizar una visita turística por la zona y comprobar las grandes canalizaciones de entrada de crudo desde el mar y las de salida hacia los barcos de transporte.

El Parque Nacional de Mulu
Un efímero vuelo de unos 20 minutos de duración en un pequeño avión de hélices, hace el camino aéreo entre Miri y el Parque Nacional de Mulu, situado en medio de la jungla, dotada de una vegetación frondosa y donde casi siempre llueve.

Un río que se encarga de recoger las aguas de la lluvia sirve como único medio de transporte motorizado de la zona, donde las canoas van surcando por éste, tiradas por un motor fuera borda que las desplaza de un lugar a otro en el curso del río.

La jungla de Mulu está habitada por tribus de índios Iban, Melanau y Bidayuh, que se dedican a la recolección de frutas y plantas, y algunos de éllos prestan un servicio al turismo que llega al lugar, especialmente en labores de guías turísticos y de apoyo al transporte por el río.Trabajan, también, las ancestrales artesanías de las tribus, fabricando máscaras, selvatanas y flautas.
Las canoas permiten a los turistas visitar tribus con sus poblados de casas de madera rudimentarias, en las que tienen la carencia de luz eléctrica y de cristaleras en las ventanas. Los niños y los mayores tienen la sana costumbre de caminar siempre descalzos, y algunos de sus residentes cuando ven algún extraño se esconden detrás o en el interior de sus barracones.

El Parque Nacional de Mulu es una zona virgen para la practica de los deportes de aventura y senderismo. Ofrece la posibilidad de realizar treking, caminar en medio de la jungla, observar los pájaros, visitar cuevas prehistóricas con varios millones de años con sus estalatitas y estalamitas, y por encima de todo, de disfrutar de una belleza sin igual, totalmente descontaminada, y aprender de la cultura de las tribus de índios que hay en la zona.

Royal Mulu Resort
El Parque de Mulu cuenta con un hotel configurado por un conjunto de servicios de alta calidad. Sus habitaciones son cabañas de madera dotadas de aire acondicionado, TV y teléfono. Son espaciosas y pertenecen al único resort de la zona, el Royal Mulu Resort, que brinda muchas posibilidades al turista para gozar de un conjunto de actividades complementarias, como son los chats, el spa, los masajes y el tiro al arco, ademas de todo el tema cultura de la zona, que no es poco.

La cocina del resort está fundamentada en las raíces culturales-alimenticias de los índios Iban, con platos de pescado de río, carne de pollo y muchas verduras y frutas. Por la noche, presentan una cena espectáculo con la actuación de gente autóctona de Mulu que representan en escena sus propias danzas y bailes, con música de percusión.

Royal Mulu Resort, CDT62
Tel. 60-85-790100
Fax: 60-85-790105
98007 Miri
Sarawak
(Borneo)
E.mail: sales@royalmuluresort.com
http://www.domulu.com.my


Enric Ribera Gabandé
Fotos: Pilar Rius




https://experience.catalunya.com/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad