Alsacia, una postal florecida  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/http://www.laciteduvin.com/en

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Alsacia, una postal florecida

El museo de Impresión de Mulhuose, dedicado a la historia del textil, es uno de los más visitados de toda Francia. Más de tres millones de visitas de todo el mundo ha contabilizado desde su inauguración. Los artistas más valiosos de los cinco continentes han bebido de la fuente de los recursos didácticos y artísticos que hay recogidos en este centro cultural de Alsacia.

Sin moverse de Mulhuose, otro de los museos más destacados y dignos de ser visitados es el del Automóvil. En torno a éste, se ha de decir que reune más 500 coches de época fabricados en Europa. Es de gran valor la colección de vechículos de la fábrica Sclumpf. No hay dos sin tres: el Ecomuseo, de Ungersheim, es el museo animado más completo de toda Francia. Está dedicado a la vida rural de Alsacia de hace tres o cuatro siglos.

Alsacia conjuga los colores de las flores de los pueblos y pequeñas ciudades con el color que iluminan los inmensos campos plantados de viña. La viña y el vino son tan importantes en esta región que las 15.000 hectáreas de terreno que están amparadas por la Denominación de Origen Alsacia representan una parta importante de su economía. Sus vinos son conocidos a nivel mundial. Las variedades de uva de Riesling; Pinot Gris; Sylvaner; Muscat; y Gewurztraminer están presentes en las mejores mesas de medio mundo.

El color verde, en verano, cuando los granos están configurándose como futuro mosto para la fermentación, visten el paisaje alsaciano de una manera elegante. Una visita a cualquier bodega es aprender de la savia ancestral de sus viticultores. Riefflé, de Pfaffenheim, elaborador de grandes crus, es uno de los puntales más valiosos de la D.O. Los vinos desprenden el olor más natural a frutos, a flores, a tierra bendecida por la Providencia.

A tan sólo un tiro de piedra de Pfaffenheim, está situada la pintoresca villa natal del Papa León IX, Eguisheim, uno de los rincones más plásticos, con más flores por metro cuadrado de la región. Las casas están llenas de flores de todos los colores. Éstas, las casas rurales, configuran a Eguisheim una arquitectura única, casa extraída de una postal rebuscada.



Colmar, la pequeña Venecia

Colmar, capital de los vinos de Alsacia, está considerada la pequeña Venecia. Argumentos no le faltan. Los canales configuran su espina dorsal. Las tranquilas aguas, que miman las paredes de las casas coloristas que están tocándo éstas, son caminos que se van recorriendo en barcas turísticas de pequeño tamaño, de una manera como si el viajero estuviera en Venecia.

Dejándo atrás Colmar, la ruta turística por Alsacia tiene que contemplar la visita a lugares maravillosos, de mil y un color luminosos. Están situados en el camino de los vinos alsacianos: Niedermorschwihr, Katzenthal; Kayserberg; Riquewihr y Ribeauvillé.

Todos los caminos llevan a Roma, dice el dicho. Efectivamente, todos los caminos llevan al valle Florial, y a la ruta panorámica de montaña, conocida como los Vosgos del Norte. Los Vosgos presiden, desde cualquier punto de Alsacia, la división territorial de Alemania y Francia. Guebwiller es el punto obligado de pararse para visitar y gozar del arte que se encuentra en el interior de la iglesia de los Dominicanos, un lugar que reune unas singularidades en sonorización, y donde se han hecho diferentes grabaciones de música clásica. El catalán Jordi Savall ha sido uno de ellos.

Los estilos gótico y barroco y los frescos, que aún se conservan en muy buen estado, tienen un gran valor histórico. Merece una visita. Entrando en el corazón de los Vosgos, en el punto medio de la arteria principal, sorprende el Campo de Batalla Armand, donde en la Primera Guerra Mundial murieron más de 60.000 soldados alemanes y franceses. Aquí se encuentra un cementerio con restos de una parte de los caídos en la Guerra, y también se puede ver un pequeño museo con restos de armas encontradas en los alrededores. Pone los pelos de punta.



Auberge au Vieux Pressoir, una hotelería de campo

Colocado caprichosamente en medio de la viña que colinda a Bollenberg (www.bollenberg.com), a 15 kilómetros al sur de Colmar, el Auberge au Vieux Pressoir, es un hotel con encanto y a la vez polivalente. Produce unos excelentes vinos de la D.O. Alsacia, mermeladas que han ganado en Francia premios, cuenta con un hotel de 27 habitaciones, tienen ganadería y una extensa producción agrícola y un restaurante de cinco tenedores.

Al frente de la empresa está la familia Meyer. Blaise es el chef y elaborador de mermeladas. Blaise ha diseñado una carta de platos de cocina que está a caballo del tipísmo francés de la zona y del alemán. El choucroute es la especialidad más emblemática, sin olvidar otras como el magret de pato de la casa, el filete de ternera en tournedós, la ensalada de tomates sobre un coulis de queso blanco y hierbas, y un foie gras de pato de la casa y pequeño pan brioché.

Las mermeladas de mirtiles, grosella, fresas y cerezas, entre otras, tienen el sello de gran calidad. El año pasado ganaron un prestigioso premio en París, como mejor mermelada del año.

La dirección general está a cargo de Pierre Meyer, un profesional con gran experiencia.



Wistuwa Zum Saüwadala, cocina tipicamente alsacina

Este restaurante de la villa de la Peugeot, Mulhuose, está especializado en cocina típica alsaciana. Los platos de Wistuwa Zum Saüwadala (13, rue de l’Aresenal, Tel. 00 33 3 89 45 18 19), tienen color, sabor y olor de cocina auténtica alsaciana: el zewalawaya (pastel de cebolla), escargots demi douzaine (caracoles semi dulces), mouse de truite fumée avec toasts (mouse de trucha ahumada), magret de canard fumat avec toasts (magret de pato), choucroute royale (plato de diferentes carnes y col fermentada), brochette de filet de mignon de porc à la bière (pincho de filete de cerdo a la cerveza), lapin au riesling et au poivre vert (conejo al riesling a la pimienta verde), rognos de veau (riñones de ternera), y tripes au pinot noir(tripas al pinot noir).



Enric Ribera Gabandé

Fotos: Pilar Rius




https://experience.catalunya.com/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad