Los museos dedicados al horror y a la Guerra Fría se imponen en Alemania  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/http://www.laciteduvin.com/en

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Los museos dedicados al horror y a la Guerra Fría se imponen en Alemania

Enric Ribera Gabandé

Enric Ribera Gabandé

En plena Guerra Fría, cuando Estados Unidos desplegó sus misiles Pershing II y Crucero en territorio occidental, el último presidente de la República Democrática Alemana, Erich Honecker, ordenó construir un refugio subterráneo para 400 personas. Hoy el búnker, conocido como la perla antiatómica, ha sido abierto al público hasta octubre, cuando será cerrado para evitar robos o acciones vandálicas.

Esta es la noticia que ha saltado a la prensa en los últimos días y muy bien podría ser que los alemanes se lo pensaran dos veces antes de cerrar el búnker en octubre. Sería una buena idea el que permaneciera abierto todo el año al público. Los turistas -estoy seguro- lo agradecerían

Es evidente que a la sociedad, sea alemana o de cualquier otro punto del planeta le encanta lo que tenga algo que ver con la morbosidad, con la tragedia, con la monstruosidad, con el holocausto. No sé si ello es debido a que está un poco enferma mentalmente o a que tan solo le gusta curiosear. Lo cierto es que los diferentes museos del horror o cárceles de tortura -por poner unos ejemplos- tienen mucho éxito en el mundo turístico. Son, posiblemente, los más visitados de algunas ciudades.

Los 300 millones de euros invertidos por Honecker en la construcción del fortín, que está a las afueras de Berlín, a orillas del lago Wandlitz, donde vivía el presidente y el resto de la cúpula de la RDA, podrían ser amortizados de una forma rápida si las autoridades competentes lo instauraran como un museo permanente durante todo el año. Los turistas que visitaran la ciudad, en un alto porcentaje, estoy seguro que no pasarían por alto el rendirle una morbosa visita. No obstante, ya este verano se ha organizado un tour guiado que empieza hacer furor.

En la misma línea, en Alemania, hace unos meses, abrió también en las inmediaciones de la antigua capital federal, Bonn, con el idéntico fin, el Museo de la Guerra Fría, ubicado en lo que fue el búnker construido por la República Federal de Alemania.
Lo dicho, la morbosidad en museos, se impone.

E.mail: riberaenric@telefonica.net
www.gourmetvinos.com




https://experience.catalunya.com/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad