Entreparques, un viaje fascinante por la flora y fauna de las tierras manchegas  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://termatalia.com/https://plusultra.com/

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Entreparques, un viaje fascinante por la flora y fauna de las tierras manchegas

Los parques de Daimiel, las Lagunas de Ruidera, Alarcos-Calatrava y Cabañeros, un destino endémico y de naturaleza

Las Lagunas

Puerto Lápice

Cárcel de Miguel de Cervantes

Las tierras que abrazan la comarca de Entreparques cuentan con una superficie total de 6.064 kilómetros cuadrados, y unos 100 mil habitantes, repartidos en 32 municipios que se extienden de oeste a esta de la província de Ciudad Real, entre los Montes de Toledo y la Sierra de Alhambra. Es la única comarca de la Península Ibérica que tiene dos Parques Nacionales: Cabañeros y las Tablas de Daimiel. Completan su oferta el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera y el Parque Arqueológico de Alarcos-Calatrava, referente cultural de mayor importancia en la zona, donde el paso de la historia ha dejado huella.

PUERTO LÁPICE

El valor turístico más importante de Puerto Lápice es principalmente el cultural; se entienda por paisajes, por gastronomía ó por literatura; fundamentalmente la obra de Cervantes. En esta tierra no se concibe Cervantes sin el Quijote, ni el Quijote sin Cervantes. El famoso libro de Don Quijote de la Mancha en su capítulo número 2 menciona explícitamente a Puerto Lápice.

Una de las visitas obligadas en esta pequeña villa castellanomanchega es al restaurante Venta del Quijote. Se trata de una magnifica venta del siglo XVII. En ella abundan las referencias al personaje cervantino. Su carta de especialidades es exquisita, de mucha calidad, y está centrada en platos mencionados en la gran obra de Cervantes. Entre otros, duelos y quebrantos, pisto manchego, asadillo, migas de pastor, mojete, y gachas de matanzas.

La Venta es la recreación más auténtica…más real de estas primeras escenas del Quijote. Posteriormente, puede desplazarse el visitante a la plaza Porticada de estilo manchego. Es muy bella, rodeada de terrazas y de bares. Luego también ofrece un paisaje natural que se puede observar desde los Molinos. Tiene un acceso bastante fácil y se encuentra muy cerca de la población. La vista es maravillosa.

La venta fue originariamente posada. Todas las edificaciones que se encuentran situadas en este cruce natural de caminos eran posadas, parada y fonda. Actualmente existe una disponibilidad hotelera de 30 camas. También es, Puerto Lápice, turismo gastronómico.

ARGAMASILLA DE ALBA

Lo más importante de Argamasilla de Alba es la Cueva de Medrano, una rústica cueva que la tradición identifica como la prisión en la que Miguel de Cervantes estuvo preso y donde empezó a alumbrar su inmortal obra Don Quijote de la Mancha.

La villa manchega brinda como valor histórico, la Botica, la iglesia y el castillo de Peñarroya, fortaleza, ésta, de origen musulmán que fue conquistada en 1198 por las Órdenes Militares de Santiago y San Juan, y que se ha adscrito definitivamente a la Orden de San Juan en 1215. Se encuentra situado estratégicamente sobre un acantilado, en el que se ha construido la presa del embalse de Peñarroya. El castillo conserva dos recintos amurallados, la Torre del Homenaje, cuatro torreones y el Patio de Armas, así como los restos de una antigua ermita o cripta. Desde el patio de armas se accede al Santuario de Nuestra Señora de Peñarroya, patrona de Argamasilla de Alba y La Solana, levantado en el siglo XVIII.

Castillo de Peñarroya

San Carlos del Valle

SAN CARLOS DEL VALLE

San Carlos del Valle es un pequeño pueblo del Campo de Montiel, de 1230 habitantes, básicamente dedicado a la agricultura, en el que prima básicamente la viña. Sobresale una pequeña ermita dedicada a Santa Elena. Disfruta de un encanto especial la Plaza Mayor y su iglesia, de gran belleza y declarada Bien de Interés Cultural. Fue levantada en el siglo XVIII.
La iglesia, de finales de la época barroca, mezcla dos elementos fundamentales: el religioso y el pagano, como pocas iglesias en España se pueden ver. Su arquitectura es muy culta, hecha con materiales nobles. A San Carlos del Valle se le ha conocido siempre como el Vaticano de la Mancha, por su cúpula con toques renacentistas, y una magnífica estructura de madera.

La Plaza Mayor de San Carlos del Valle es una antigua corrala. Un espacio cerrado ideado para representar la fiesta barroca. Cada columna tiene un tamaño diferente. Preside la plaza una figura alegórica a un borracho. Tiene las piernas dobladas; el vientre hinchado; y la sonrisa muy amplia; porque ha bebido. Es una de las grandes plazas con que cuenta la comunidad de Castilla La Mancha.

LAS TABLAS DE DAIMIEL

Están enclavadas en la província de Ciudad Real, entre los términos municipales de Daimiel y Villarubia de los Ojos. Es el último representante de un acosistema denominado tablas fluviales, característico de la Mancha hasta finales de los años 60, y que se forma a causa de los desbordamientos de los ríos en sus tramos medios favorecidos por fenómenos de semiendorreismo y por la escacez dependiente en el terreno.

La flora está condicionada por distintos factores como la estacionalidad de aguas, salinidad, humedad edáfica y materias orgánicas. Las especies de flora que se encuentran son: la ova, el ramínculo, la masiega, la luca, el carrizo, el taray, el limonio, y la castañuela.

Las aves acuáticas que habitan en la zona, muchas en grandes bandos, ayudan a entender el paisaje como hábitos excepcionales para la avifauna. Alguna de estas especies como el pato cuchara, la terceta común o la garza real, entre otras, utilizan esta zona para invernar, huyendo de los rigores del centro y norte de Europa. Otras, por el contrario, lo utilizan como lugar de nidificación y cría, como es el caso del pato colorado, el porrón europeo, la mayoría de ardeitas ibéricas, el zampullín y el pumarel. En total, más de 200 especies de aves pueblan el humedal a lo largo del año.

PRIMERAS REFERENCIAS

Las primeras referencias sobre las tablas de Daimiel se encuentran en el libro de la Caza de 1325, escrito por el infante Juan Manuel, aunque la descripción histórica más detallada la encontramos en las Relaciones Topográficas que mandó hacer Felipe II en 1575.

El lugar se consagra como magnífico cazadero de acuáticas en las visitas de Alfonso XII y de su hijo Alfonso XIII. Una muestra reciente de la presencia humana la constituyen las numerosas viviendas que los pescadores tenían repartidas por la periferia del humeral, construidas con piedra caliza, tierra y pechumbre de carrizo.

Las gentes del río, pescadores y cangrejeros se regían por normas no escritas, que todos respetaban en relación a las propiedades de las Trochas, las zonas de pesca.

La visita a las Tablas se realiza, exclusivamente, a través de los itinerarios peatonales que bordean el espacio protegido. Ésta es libre y gratuita.

En Daimiel se localiza El Museo Comarcal, un espacio conocido como “La Casa del Médico” un edificio rehabilitado perteneciente a una tipología de arquitectura tradicional ya en vías de desaparición, donde conviven los usos residenciales y las labores agrícolas.

Historia, territorio, tecnología e ideas y creencias son las líneas argumentales que articulan el recorrido por este museo de manera cronológica, desde los tiempos más remotos hasta la actualidad.

El parque arqueológico de Alarcos-Calatrava está conformado por un núcleo situado en el yacimiento arqueológico de Alarcos, y por un yacimiento visitable denominado Calatrava la Vieja. Los dos se ubican en la llanura Manchega, en la cuenca del Alto Guadiana.

Tablas de Daimiel

Embalse de Peñarroya

PARQUE NATURAL DE LAS LAGUNAS DE RUIDERA

Es una de las zonas lacustres más espectaculares del territorio, ubicado en el valle del río Alto Guadiana. Consta de una cadena de 15 lagunas escalonadas, unidas entre sí por arroyos, torrentes, cascadas o emisarios subterráneos y, son el drenaje natural del Acuífero 24.

Es uno de las más grandes e importantes espacios europeos de formaciones de toba. Las Lagunas son utilizadas por numerosas aves acuáticas, que varían a lo largo del año. Entre las especies más destacables están el pato colorado, el ánade azulón, el somormujo lavanco, las garzas reales o el aguilucho lagunero.

Hay una gran variedad de peces, siendo muy relevantes las poblaciones de pez fraile, considerado en peligro de extinción, y de comilleja, especie endémica de la Península Ibérica. La vegetación es típica meseteña y mediterránea, siendo muy abundante los carrizos, juncos, espadañales y masiegas en las orillas de las Lagunas.

El Parque nacional de Cabañeros es la mejor representación de bosque mediterráneo ibérico, con una enorme variedad de especies vegetales y animales. Se distinguen tres ecosistemas: la raña, el monte y las zonas húmedas. El Parque cuenta con 1000 especies catalogadas de plantas, de las que 98 son árboles y arbustos. Las sierras y macizos cubiertos de bosque y matorral mediterráneo dan cobijo a gran variedad de aves y mamíferos. La fauna de este parque es muy rica y cuenta con algunas especies endémicas y otras muchas amenazadas. En él, habitan más de 200 especies de aves distintas, entre las que destacan las grandes rapaces, como el águila ibérica y el buitre negro, y mamíferos como el ciervo, el corzo y el jabalí.

HOTELERÍA Y RESTAURACIÓN

La zona comarcal de Entreparques está dotada de una buena hotelería y una mejor restauración. El Mesón Juan, de Ruidera, está situado en el centro de la población, junto al ayuntamiento y a escaos metros de la Laguna del Rey. Ofrece productos de la tierra. El Castillo de Pilas Bonas, entre muros de una fortaleza del siglo XIII, alberga una gastronomía presidida por la cocina clásica con un recetario tradicional basado en productos de primera calidad.

El Mirador de la Mancha, de Villarubia de los Ojos, situado en un sugerente y precioso marco, prepara platos de la tierra y de la cocina internacional con materias frescas y de calidad. El restaurante el Coto, de Piedrabuena, elabora una cocina manchega con un toque innovador y de unos deliciosos postres caseros. Y, Casa Aurelio, en un entorno privilegiado, muy próximo al Pantano de la Torre de Abraham, brinda la oportunidad de degustar unos platos sencillos pero sabrosos.

Asociación de Desarrollo Alto Guadiana Mancha
Calle Carreteros s/n.
13250 Daimiel
(Ciudad Real)
Tel. 926 855 004
www.entreparques.com

Asociación de Desarrollo Montes Norte
Calle Cervantes 69
13120 Porzuna
(Ciudad Real)
Tel. 926 781 408
www.entreparques.com

Texto y fotos:

Enric Ribera Gabandé




https://experience.catalunya.com/
http://dosomontano.com/filosofia/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad